jueves, 23 de enero de 2014

El personaje del año

La revista Time eligió al Papa Francisco como el personaje del año y no entiende uno porqué. Dice la publicación que el argentino "se convirtió en la nueva voz de la conciencia" y yo digo que lo eligieron por nada; por hacer su trabajo, si acaso, y eso nunca da mérito para premiar a nadie.

Pero más allá de que esté haciendo su trabajo, lo que nos tiene locos son sus frases, que tampoco es que sean la gran cosa. "La comida que se tira a la basura es el alimento que se roba al pobre", dijo el otro día. Y hace unas semanas me encontré con esta otra: "Os exhorto a la solidaridad desinteresada y a una vuelta de la economía y las finanzas a una ética en favor del ser humano". Eso lo decimos usted o yo y no pasa nada, hasta nos miran mal por decir obviedades, pero lo declara el Papa y lo tildan de genio.

Es decir que El Papa tiene nuestra simpatía por decir cosas que cualquier persona con tres dedos de frente diría, lo que significa que sus antecesores no es que fueran muy lógicos. Uno mira bien, y las frases de Francisco podría perfectamente lanzarlas Carolina Cruz desde su cuenta de Twitter.

Lea la entrada compelta aquí