jueves, 20 de febrero de 2014

La gente pila

Veo la cuenta de Twitter de Hollman Morris y está llena de tuits donde se da autobombo, con fotos de premios que ha recibido, y otros donde lucha por causas sociales para hacer de este mundo un lugar mejor. Yo no sé lo que pasa con ese señor, entiendo que unos lo critican y otros lo alaban, pero ni idea. A mí lo que me incomoda es que presuma de lo pilo que es. Seguro no lo es, fijo es pura rosca.

Qué jartera la gente pila, la que vive afanada por encontrar rápido su lugar en el mundo, la que en el colegio participa en simulacros de la ONU y luego entra a la universidad a estudiar dos carreras porque una sola no le alcanza.

Me aburren los exitosos, los que por talento o por cuna viven recolectando reconocimientos y tienen la vida arreglada antes de los 30. El amigo de una amiga tiene 25 años y se gana una millonada en la OEA. Posa de pilo, como Morris, pero llegó ahí porque su papá está bien conectado. Mientras, su hermano mayor sueña con ser Presidente de Colombia desde los 18. ¿Conoce usted seres más aburridos?

Tengo otro amigo que se ganó una beca en el exterior para hacer una maestría y encima le pagan sueldo por cursarla (podría ser un doctorado, pero quién sabe). A veces me da envidia y me gustaría ser como él, pero luego pienso que qué desgaste tener que dar la talla siempre. Mejor estar apenas por encima del promedio. No se comprará uno una casa de descanso en tierra caliente, pero se vive en paz y no se muere de hambre.

Lea la entrada completa aquí